André Kertész (III), etapa final en Nueva York

Kertész Nueva York

Ballet, New York. / André Kertész

En 1936, debido a que los nazis empiezan a tener cada vez más poder, se cierran varias revistas para la que trabajaba Kertész y ante la escasez de encargos, decide emprender una nueva aventura con su mujer en Nueva York.

Después de pasar unos meses en los que la creatividad le dio la espalda, comienza a trabajar para la revista Home and Garden, y esta vez sí, le resulta interesante el trabajo y la creatividad regresa para volver a ser su compañera. Colabora además con otras revistas como Vogue, Harper’s Bazaar, Collier’s o Coronet.

 En 1944 asume la ciudadanía estadounidense y empieza a despegar su carrera en “el país de las oportunidades”. Se multiplican las exposiciones y también, las publicaciones con sus obras. Entre ellas destaca, André Kértész photographer, de 1964, que le consagró mundialmente y que fue editado por el MOMA.

 Tras fallecer su mujer en 1977, Kertész cayó en una depresión y se encerró en su casa a cal y canto. Aun así, no abandonó la fotografía y se dedicó a inmortalizar objetos de mutuo recuerdo. La última serie de fotografías destacable del autor fue From my window.

En 1984 volvió a Hungría donde recorrió los lugares de su infancia y recibió distintos homenajes. Falleció un año después en Nueva York.

Las copias vintage, sus cámaras de fotos, y buena parte de sus objetos personales se los quedaron, por la voluntad del propio fotógrafo, el Estate of André Kertesz. Mientras que los casi 100.000 negativos fotográficos que recopiló durante su vida son propiedad de la Mission du Patrimoine Photographique de Francia.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *